2 de septiembre de 2013

Vuelo 2013/2014

Retomamos un poco la actividad en el blog. Llevamos unos cuantos meses sin escribir por aquí, y no se con cuanta periodicidad aparecerán las futuras entradas, pero creo que hoy, que comenzamos un nuevo curso, es un buen día para dejar aquí algunas lineas.

Comenzamos un nuevo curso... la vuelta al cole cuesta cada vez más a las familias, las plantillas en los centros no están completas, las becas han sido reducidas, niños y niñas tienen problemas de nutrición, las plantillas de los centros han sido recortadas, la LOMCE saldrá adelante,... noticias que suponen auténticas nubes de tormenta para el vuelo que supone el curso 2013/2014.

Pero cuando la meteorología no es buena, por las nubes que generan los que nos administran y nos gobiernan, los pilotos, los maestros y las maestras, los profesores y las profesoras tenemos que utilizar nuestras mejores habilidades, todo nuestro conocimiento y todas nuestras competencias para que cada uno de nuestros aviones, de nuestros centros educativos, avancen y lleguen con todo su pasaje, con todos y cada uno de nuestros alumnos y alumnas, a buen destino.

Cuando la meteorología no es buena, es necesario que se unan las potencialidades de todos y cada uno de nosotros, que compartamos conocimientos, que nos ayudemos y aprendamos juntos, que ningún maestro o centro educativo se sienta sólo en medio de la tormenta, que cuente con el abrazo del compañero o del centro de enfrente. Porque dentro de la tormenta de la competitividad y de la selección, o aprendemos a cooperar o tenemos todas las de perder.

Cuando la meteorología no es buena, es necesario que toda la tripulación participe, es necesario que las familias cuenten con los centros educativos, pero es muy importante que los centros educativos cuenten con las familias.

Cuando la meteorología no es buena, más que nunca tenemos que mimar, cuidar y respetar a los más débiles, a la infancia, a los niños y niñas, a los chicos y chicas de nuestros colegios e institutos, todos ellos se merecen el mejor de los vuelos hacia los diversos destinos.

Espero que, a pesar de las nubes, sepamos disfrutar de cada una de las alegrías que nos va a traer nuestro vuelo por el curso 2013/2014

2 comentarios:

Dana dijo...

Nosotros debemos ser, el cambio que queremos ver.
















Dana dijo...

Nosotros debemos ser el cambio que queremos ver.